Casa digital del escritor Luis López Nieves


Recibe gratis un cuento clásico semanal por correo electrónico


Voltaire en Puerto Rico tomando maví

Domingo, 5 de Febrero de 2006

Por Carmen Dolores Hernández


¿A quién le importa el paradero de los restos de Voltaire, particularmente de su corazón? Para las altas esferas del gobierno francés, la cuestión es, al parecer, de vida o muerte. Resulta imprescindible mantener incólume lo que representa para la nación el famoso pensador y escritor dieciochesco, de espíritu revolucionario, enemigo de la Iglesia y propulsor de los derechos del hombre.

Esta es la premisa -apenas un hilo tendido sobre el vacío- sobre la que se apoya la elaborada y divertidísima novela de Luis López Nieves, que juega una vez más (se trata del creador de Seva y de La verdadera muerte de Juan Ponce de León) con la historia. Y lo hace, en este caso, combinando extremos. De una parte tenemos a un grupo de ilustres profesores de la Sorbonne -geneticistas e historiadores- que buscan, frenéticamente, autenticar la procedencia del corazón de Voltaire que se venera, como una reliquia, en la Biblioteca Nacional. Comunicándose entre sí por correo electrónico, ponen en juego todas las destrezas tecnológicas de nuestra época para lograr su fin. De la otra, la pesquisa en el pasado revela la improbable amistad entre Voltaire y un fraile exclaustrado; las incertidumbres de una época convulsa, previa a la Revolución Francesa, y la esperanzada mirada que el europeo de aquel momento lanzaba hacia el Nuevo Mundo, del que aún esperaba la clave de su salvación. Por eso tenemos aquí a un Voltaire que, entre otros lugares, visita las Antillas. En Puerto Rico se toma un maví, en uno de los muchos guiños irónicos que tiene el libro.

Abundan los contrastes; sobreabundan las ironías a lo largo de este cruce de tiempos y actitudes. La investigación que lleva a cabo el profesor Roland de Luziers va pulsando los registros del género detectivesco: se plantean interrogantes, aparecen pistas -algunas falsas-, se da una confusión de identidades y la luz surge inesperadamente de un personaje improbable (un peluquero despistado que se tropieza con una información que no logra calibrar bien). Surgen también obstáculos imprevistos y combinaciones insospechadas. Un abad recalcitrante defiende la inviolabilidad de su milenaria abadía; un descendiente ¿o no? de Voltaire aparece en Puerto Rico y el comentario fortuito de un presidente del Brasil revuelca el avispero de la autenticidad de las reliquias históricas. El que la novela entera esté escrita en forma de correos electrónicos no es el menor de sus atractivos. Escuetos al principio, nos remiten a la lengua de la oficialidad burocrática y también a los resortes a los que esa burocracia responde. Más largos luego, aunque punteados por cortos exabruptos, contienen a veces anejos sustanciales, cartas de tipo tradicional, pasajes de monografías u otros tipos de escritura. El texto mismo, que va directamente al grano, constituye el punto central de la novela: a través de él se tiende un puente hacia un pasado que ofrece múltiples posibilidades interpretativas, generándose así una tupida red de correspondencias que subyacen el frágil hilo de la trama principal.

La trama -el entramado- está dada por la forma, que remite directamente a ella y la convierte en el centro de la atención, como conviene al género de la novela negra. Los personajes se van perfilando en función de su propia escritura que, a su vez, está en función de la acción.

En esta novela fuertemente irónica pero divertida, Luis López Nieves ejecuta airosamente el baile sobre la cuerda floja que supone toda escritura. Sortea con éxito los obstáculos que aquí hubieran podido presentar, por un lado, la pesadez y -por el otro- la intrascendencia.

Una novela que se lee con fruición, en la que la ironía asoma como una de las reglas fundamentales del juego de la escritura.

FIN


Carmen Dolores Hernández es editora de LETRAS. [email protected]

Versión papel


“Voltaire en Puerto Rico tomando maví”, Carmen Dolores Hernández, El Nuevo Día, San Juan de Puerto Rico, 5 febrero 2006, p10. (Sección Letras) y endi.com.


Volver a Bibliografía crítica sobre la obra de Luis López Nieves